2 de julio de 2010

, , , , , , , , , , , , , , ,

Carta de Disculpas del New York Times a Maradona

Ingles - Español

July 2, 2010

Maradona Deserves Respect and an Apology

By ROB HUGHES

JOHANNESBURG —

Dear Diego: It is high time that we critics said sorry, and thank you.

We misjudged your appointment as coach. We believed that Julio Grondona, the 78-year-old president of Argentina’s soccer federation, had lost all sense of reason in asking you, a fading icon without a coaching badge, to pick up a broken national team and lead it through this World Cup.

Well, so much for so-called expertise.

Whatever happens between Argentina and Germany in Cape Town on Saturday, your team has been the joy of this tournament.

You have breathed life into an overly cautious era in the sport. Your players — Lionel Messi, of course, and Carlos Tévez, Gonzalo Higuaín and others — have blown away inhibition.

The talents are obvious, even to us failed know-it-alls. The group of players that you inherited was clearly unbalanced. You have more forwards than you need, and too few defenders of real quality.

Even so, most certified coaches would set out to do what Brazil has done during the course of the tournament — defend in greater numbers and attack only sporadically.

Not so Maradona. You liberate the team, play to its strengths, attack, attack, attack.

And when you give license like you have to Messi, Tévez and company, you also liberate us. When your team rips apart the caution of opponents, we feel like children who all want to be attackers.

Your antics on the sideline personify this.

We are not fooled, Diego, by the gray suit and the polished shoes. We see through that formal attire to a man reliving his youth, a man of 49 who was the devil-may-care genius in 1986. A man who went to Germany for the last World Cup, dressed in a player’s jersey, cheerleading from the stands.

That enthusiasm reminds us how soccer is a simple game. Your team has superior attacking skills, so let it play to its nature.

It sounds, and looks, so obvious. Germany represents a real challenge, especially to your defense. Yet we’re not sure you care about any opposition. The further your team goes, the closer you get to stripping away the myth and mystique that team management is a science that can only succeed through years of study of the manual.

I don’t imagine you reading any books on how to be successful in your game. Having been on the streets of Villa Miseria Fiorito, the slum you grew up in outside Buenos Aires, I can understand that books are hogwash to you.

A manual for anything written by outsiders would not have taken you out of that impoverished, but in some ways happy, place. Your skills did that. And even Englishmen who cursed the Hand of God goal you fisted in during the 1986 World Cup had to acknowledge the genius with which you outwitted six men to score a second in that game.

Genius, playing to your own rules.

Still, when Grondona, the Argentina soccer president since before anyone even heard of Maradona, turned to you as coach, we all flipped.

How could this work? How could a player who burned himself out on drugs, drink and an apparent inability to cope with life beyond the final whistle be the guide and mentor to players who appeared lost and disillusioned by their own national federation?

Better-placed critics, men who had led Argentina to its two World Cups, feared for their country and for you.

Many agreed with Daniel Arcucci, a columnist for La Nación, who wrote last year, “Maybe Maradona is risking too much, as always in his life — even his status as a myth.”

Arcucci wasn’t alone in that fear. None of us imagined what we are seeing now.

History is against your team going all the way.

You know, but probably do not care, that only two men have won the World Cup as a player and a coach. Mário Zagallo played for Brazil when it triumphed in 1958, and was the coach in 1970. Franz Beckenbauer captained Germany to the title in 1974, and was manager in 1990.

What you are attempting is closer to Beckenbauer than Zagallo. Beckenbauer had no background on the sideline, no piece of paper verifying him as a tried and tested coach; he had, and has, the aura of being his country’s greatest living player.

Zagallo was the opposite. An industrious winger in his time, steeped in the coaching ethos, he stepped in when Brazil’s federation fired João Saldanha weeks before the World Cup.

Saldanha was your type of guy, Diego. He loved irreverence, he debunked the stereotypes of coaching. He let great players play. He shared with them a love of just being the best that a man could be.

You told us that your message to Messi was simply to say nobody ever told Maradona where to play, so you shouldn’t have to tell Messi where to play, either.

Interesting, because we thought there might be friction between the man who was Argentina’s most magical player and the only man since who might challenge that mantle.

If that is another misconception, it’s time to say mea culpa, and mean it.

NYTimes

http://www.nytimes.com/2010/07/03/sports/soccer/03maradona.html#

 

ESPAÑOL

JOHANNESBURGO -

Estimado Diego :

Es hora de que los críticos dijeron que lo siento, y gracias.

Evaluamos mal su nombramiento como entrenador. Creíamos que Julio Grondona , el presidente de 78 años de edad, de la federación de fútbol de Argentina, había perdido todo sentido de la razón en preguntarle a usted, un icono de la decoloración no lleva la insignia de entrenamiento, para recoger a un equipo nacional rotos y conducirla a través de esta Copa del Mundo .

Bueno, tanto por experiencia llamada .

Pase lo que pase entre Argentina y Alemania en Ciudad del Cabo el sábado , el equipo ha sido la alegría de este torneo .

Usted han dado vida a una era excesivamente prudentes en el deporte. Sus jugadores - Lionel Messi, Por supuesto, y Carlos Tevez, Gonzalo Higuaín y otros - han impresionado sin inhibiciones.

Los talentos son evidentes, incluso para nosotros no sabe-lo- todas ". El grupo de jugadores que usted heredó estaba desequilibrada con claridad. Tienes más hacia adelante que usted necesita, y muy pocos defensores de la calidad real.

Aun así, la mayoría de los entrenadores certificados se dispuso a hacer, lo que Brasil ha hecho, en el transcurso del torneo - defender en mayor número y atacar de manera esporádica.

No así Maradona. Usted libero al equipo, el juego con sus fortaleza, atacar, atacar y atacar.

Y cuando das licencia, como usted tiene que Messi, Tévez y compañía , también nos libera. Cuando su equipo destroza la cautela de los opositores , nos sentimos como los niños que todos quieren ser los atacantes .

Su payasadas en la línea lateral personificar esta .

No se deje engañar , Diego, por el traje gris y los zapatos lustrados . Vemos a través de ese traje formal  un hombre revivir su juventud, un hombre de 49 años que fue el genio diablo -poder-cuidado en el año 1986 . Un hombre que fue a Alemania para el último Mundial , vestido con camiseta de un jugador, alentando desde las gradas.

Ese entusiasmo nos recuerda cómo el fútbol es un juego simple. Su equipo tiene habilidades superiores de ataque, así que vamos a jugar a su naturaleza.

Suena y parece tan evidente. Alemania representa un verdadero desafío , especialmente para su defensa. Sin embargo, no estamos seguros de que le importe cualquier oposición. Cuanto más su equipo va , cuanto más cerca llegar a despojar el mito y la mística que la gestión del equipo es una ciencia que sólo puede tener éxito a través de años de estudio del manual.

No me imagino a usted leyendo libros sobre cómo ser exitoso en su juego. Después de haber estado en las calles de Villa Fiorito , el barrio donde creció en las afueras de Buenos Aires , puedo entender que los libros son ridiculos en su caso.

Un manual para cualquier cosa escrita por personas ajenas no te habría sacado de alli, y en cierto modo era su lugar feliz . Sus habilidades lo hicieron. Y aunque los ingleses que maldijeron la mano de Dios meta que en el puño durante la Copa del Mundo de 1986 tuvo que reconocer el genio con el que burló a seis hombres para anotar un segundo en ese juego.

Genius , jugando a sus propias reglas.

Sin embargo, cuando Grondona , el presidente del fútbol Argentina desde antes de que nadie ha oído hablar de Maradona, se dirigió a usted como entrenador , todos volteada.

¿Cómo funciona? ¿Cómo puede un jugador que se quemó a cabo en materia de drogas , la bebida y una aparente incapacidad para hacer frente a la vida más allá del pitido final sea el guía y mentor de los jugadores que parecían perdidos y desilusionados por su federación nacional?

- Mejor críticos colocados, los hombres que habían llevó a Argentina a sus dos Copas del Mundo , temía por su país y para usted.

Muchos estuvieron de acuerdo con Daniel Arcucci , un columnista de La Nación , que escribió el año pasado, "Tal vez Maradona está arriesgando demasiado, como siempre en su vida - incluso su condición de mito. "

Arcucci no estaba solo en ese temor. Ninguno de nosotros imaginaba lo que estamos viendo ahora.

La historia está en contra de su equipo que va todo el camino.

Usted sabe , pero probablemente no les importa, que sólo dos hombres han ganado la Copa del Mundo como jugador y como entrenador. Mário Zagallo jugó para Brasil cuando triunfó en 1958, y fue el entrenador en 1970. Franz Beckenbauer capitán de Alemania al título en 1974, y fue director en 1990.

Lo que está intentando es más cercana a Beckenbauer que Zagallo . Beckenbauer no tenía antecedentes en la banca , ninguna pieza de papel de la verificación de él como un entrenador de probada eficacia , que tenía, y tiene el aura de ser su país el jugador más grande de vida.

Zagallo fue el opuesto. Un extremo laborioso en su tiempo , impregnado de la filosofía como entrenador , él entró cuando la federación de Brasil disparó João Saldanha semanas antes de la Copa del Mundo.

Saldanha fue tu tipo de hombre , Diego. Le encantaba la irreverencia, que desmintió los estereotipos del coaching. Dejó que los grandes jugadores juegan . Compartió con ellos el amor de sólo ser el mejor que un hombre podría ser.

Usted nos dijo que su mensaje a Messi fue simplemente decir nunca nadie le dijo a Maradona para jugar, así que no debería decirle a Messi para jugar, tampoco.

Interesante, porque pensamos que puede haber fricción entre el hombre que fue el jugador más mágicos de la Argentina y el único hombre que podría desafiar ya que el manto.

Si ese es otro concepto erróneo , es hora de decir mea culpa, no sólo de palabra .

Traduccion Google Translator

 

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada