16 de abril de 2009

La Presidenta impidió que se declarara emergencia

La Presidenta impidió que se declarara la emergencia - lanacion.com: a Presidenta impidió que se declarara la emergencia
Dirigentes opositores hablan de 'papelón'

Jueves 16 de abril de 2009 | Publicado en edición impresa

Gustavo Ybarra
LA NACION

Preocupada por la 'imagen del país en el exterior', la presidenta Cristina Kirchner obligó a sus legisladores a postergar el debate en el Senado de un proyecto de ley que buscaba declarar el alerta epidemiológico nacional y la emergencia sanitaria en las zonas más afectadas por la epidemia de dengue, que crece a cada minuto.

La decisión derivó en una polémica y en duras críticas de la oposición parlamentaria, que calificó de 'irresponsable' la medida. 'Esto forma parte de la política de esconder la realidad', denunció la peronista disidente Sonia Escudero (Salta).

La medida adoptada en Olivos fue más que sorpresiva si se tiene en cuenta que obligó al jefe del bloque de senadores oficialistas, Miguel Pichetto (Río Negro), a pedir la postergación cuando el debate ya había empezado y a desacreditar a sus propios compañeros de bancada, que no podían disimular su enojo, como la cordobesa Haidé Giri, presidenta de la Comisión de Salud, que había defendido el proyecto.

La iniciativa también había contado con el aval tácito de la ministra de Salud, Graciela Ocaña, cuando visitó el Senado hace una semana para informar sobre la situación del dengue en el país y discutir el proyecto en la Comisión de Salud.

'No vamos a plantear situaciones de catástrofe, como aparecen en algunos portales (de noticias) en el país, que pueden complicar a la Argentina, imposibilitándola como destino turístico, no vaya a ser cosa que coloquemos al país en el mapa rojo del mundo del dengue. Nos preocupa la vida de la gente, pero también nos preocupa la vida de nuestro país', afirmó Pichetto.

Mientras la oposición se preparaba para responder a la jugada del Gobierno, Pichetto dijo que él había llamado a la Presidenta y que, a partir de esa comunicación telefónica, decidieron postergar la discusión legislativa. Sin embargo, fuentes oficialistas confirmaron que la llamada partió de Olivos.

'Hay una preocupación del Gobierno por la imagen del país en el exterior', agregó el jefe de los senadores oficialistas.

Las críticas no se hicieron esperar. En una improvisada conferencia de prensa, todo el arco opositor cuestionó la medida. 'Esto es un verdadero papelón del oficialismo, una irresponsabilidad', se quejó el socialista Rubén Giustiniani (Santa Fe)."
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada